Bueno gatos, como bien os prometimos en la anterior entrega de eventos gatunos, no sólo de catas iba a vivir el cervecero, ¿verdad?. Por lo que en el Gato que bebía cerveza también podéis disfrutar del bendito líquido que tanto amáis a través de un formato más familiar, personal y cercano: las sesiones gatunas.

Como en el Gato nos adaptamos siempre a las peticiones y horarios de nuestros gatetes, decidimos crear dos tipos de sesiones gatunas, las sesiones vermú y las sesiones de noche o golfas. Y os preguntareis, ¿en qué se diferencian estas sesiones gatunas de las catas? Pues es sencillo, en ellas nos olvidamos de la linealidad y “seriedad” de las catas para dar paso a un evento mucho más ameno y distendido. Eso sí, siempre cargado de anécdotas, curiosidades e historia de las cervezas que se degustan (o de cualquier otra que os interese, claro está).

Ambas sesiones gatunas tienen el mismo precio, 15 euros, incluyen lo mismo, 3 cervezas y maridajes, y consisten en lo mismo, en pasar un buen rato rodeado de amigos, de buena comida y, sobre todo, de buena cerveza.

Sesiones Gatunas
Sesiones gatunas

 

Sesiones vermú VS Sesiones golfas

¿Diferencias entre ambas sesiones gatunas? Las hay, y las explicamos aquí debajo.

  • La primera y más clara es el horario. Las sesiones vermú serán a la hora del mediodía, a esa hora tan nuestra de salir con los amigos a tapear y tomar unas cañas y que tantísimo gusta en Valladolid. Un magnífico plan para reunir a tu grupo y disfrutar de un vermú diferente. Pero si no puedes organizar esto al mediodía, te damos la opción de disfrutar de este tipo de evento por la noche, con nuestras sesiones de noche o golfas (que es como todos los gatetes prefieren llamarlas). Ambas dos no tiene restricción de días ni de horarios, es decir, trataremos de adaptarnos a vuestras peticiones en lo máximo de lo posible.
  • La otra diferencia reside en los maridajes. Y es que para una sesión vermú pega mucho un arroz o un plato de cuchara, sobre todo en los inviernos fríos de Castilla, pero es cierto que para cenar, pues un risotto como que no, ¿verdad? Por eso en las sesiones de mediodía solemos incluir en los maridajes un arroz, elaborado siempre por alguno de los restaurantes con los que colaboramos, mientras que por las noches todo se centra más en tapeo. Eso sí, un señor tapeo.
Sesiones Gatunas
Sesiones gatunas en el nuevo Gato

¿Queréis pasar un buen rato bebiendo las mejores cervezas artesanas? Las sesiones gatunas son justo lo que buscáis. Reunid un grupo de amigos,de compañeros de trabajo, de gimnasio o a vuestro equipo de fútbol sala y pasaros por el Gato a disfrutar de unos cervezones acompañados de los mejores maridajes elaborados por nuestros habituales colaboradores. Saldréis de nuestras sesiones gatunas encantados y pensando en cuando repetir, seguro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies